Background Menú
Blog Tamar Cohem


Blog Tamar Cohem

Llorar en un avión

Tamar Cohen 20-06-2018

No es raro verme llorar. Quienes me conocen saben que no se requiere de mucho. Por ejemplo, hace unos días estaba en el avión y anunciaron que era el último vuelo de la azafata Lupita, quien había cumplido 40 años de servicio. Todos los pasajeros le aplaudieron mientras ella desfilaba por el pasillo con los ojos llenos de lágrimas. Y ahí estaba yo, llorando a moco tendido, empática a más no poder, como si la conociera desde la infancia. Para algunos es una virtud, ¡qué padre que puedas sentir tanto!, me dice el Barón. Yo lo miro con desconfianza, ambos sabemos que eso es un arma de doble filo. Por un lado, le debo a mi sensibilidad el ser escritora, pero por el otro, ser hipersensible es HIPERCANSADO. Y no exagero. Vivo las alegrías y tragedias de millones de desconocidos con los que me topo en mi camino. Y me las apropio como si en realidad fueran mías. Es muy desgastante. Y no solo eso, hay una infinidad de películas, libros y series de televisión que me abren el grifo y me ponen a llorar con total naturalidad. El último fue Una suerte pequeña, un libro de Claudia Piñero de lo más conmovedor. Y de nuevo ahí estaba yo, en el mismo avión en el que Lupita se despediría unos minutos después, llorando por el gran final del libro, experimentando las mismas emociones de la protagonista, era yo a la espera de ver al hijo de Mary Lohan, o más bien a mi hijo. A veces pienso que si no aprendo a distanciarme de los otros terminaré exprimida como una naranja sin jugo, sin vida propia, sin sabor y arrumbada en el más apestoso de los basureros. Crucemos dedos porque eso nunca suceda. Mientras tanto, quizá sea una buena idea dejar de viajar en avión por el momento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

TEST

Hola comentario de prueba

25/06/2018 08:23:59

Tamar Cohen

Muchas gracias por leer y comentar

23/06/2018 16:16:07

Tamar Cohen

Jajajaja Gracias :)

23/06/2018 16:15:41

Tamar Cohen

jajaja Gracias :)

23/06/2018 16:13:01

Milly Cohen

Que sigan fluyendo tus lágrimas siempre Tamita y que sean por la empatía hacia los demás y por nada más. Estoy segura de que si alguien te tira al basurero, aprovecharías para hacer una increíble historia de eso. Después de llorar, claro!!

21/06/2018 08:57:54

Noemi

Desde luego que te emocionas con situaciones intensas , las vives , te desahogas y eso es maravilloso . ¡ Ojalá y muchos pudieran sentir así !

21/06/2018 02:28:02

Raquel

Tú nunca podrías ser una naranja sin jugo!!! y viva la azafata Lupita!!

20/06/2018 17:14:34