Background Menú
Blog Tamar Cohem


Blog Tamar Cohem

Un clóset inservible

Tamar Cohen 07-11-2018

Uno de los efectos secundarios de los medicamentos que tomo para curar o estabilizar mis enfermedades mentales es el aumento de peso. No entiendo muy bien si se trata solo de que el metabolismo camina a paso lento como una tortuga, o si es cuestión de que el apetito se agranda tanto que parece que tienes que alimentar a un gigante. Las razones son lo de menos, el caso es que como si no fuera suficiente tener que lidiar con la enfermedad, tienes que enfrentarte a todo un clóset con jeans que no te suben, playeras que te aprietan, suéteres que no te cierran, brasieres inservibles y la lista continúa. Con decirles que hasta el reloj me aprieta. La primera vez que aumenté de talla fue una tragedia, casi casi llegué a pensar que era preferible seguir deprimida y flaca, que gorda y funcional. Hice dietas, ejercicio (el cual siempre he hecho y sigo haciendo), pero nada funcionaba. Las malditas medicinas me hacían subir de a kilo por mes. ¿Malditas?, pero si gracias a ellas estoy aquí escribiendo este blog, le debo al Epival levantarme de la cama por las mañanas, reírme al lado de mis hijos, viajar con el Barón, estoy en deuda con el Seroquel, por él escribí la novela El año terrible que ganó el Premio Gran Angular, por él sigo escribiendo, presentando libros, cocinando, cenando con mis amigas, cantando en el coche, planeando viajes con mis papás y hermanas, leyendo maravillosos libros, paseando a mis perras, yendo al cine, y la lista de nuevo continúa. Si lo pensamos bien y ponemos las cosas en una balanza, ¿qué pesa más?, ¿16 kilos o una vida activa, llena de amor y conocimiento? Yo, sin lugar a dudas, me inclino por la segunda opción. Por eso cargo con orgullo esos kilos, porque ellos me recuerdan todos los días dónde estuve y dónde estoy parada ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tamar Cohen

Gracias Gina por tan lindas palabras

12/11/2018 13:31:49

Tamar Cohen

Gracias por leerme y por tus palabras tan lindas

12/11/2018 13:30:23

Tamar Cohen

Gracias por leerme Tienes razón, tallas hay muchas

12/11/2018 13:29:27

Tamar Cohen

Gracias Sofi Te quiero

12/11/2018 13:28:31

Tamar Cohen

Gracias Soni, En efecto se siente muy liberador compartirlo.

12/11/2018 13:27:49

Tamar Cohen

Gracias por leerme! Haremos una buena mancuerna!

12/11/2018 13:21:03

Tamar Cohen

yo también!!! Segurísimo!

12/11/2018 13:20:34

Raul

Te quiero tía! Paseamos juntos a las perras?

10/11/2018 09:14:55

Maya

Me fascinó. Te quiero y te admiro muchísimo!

09/11/2018 09:11:56

Salo

Muy valiente de tu parte escribir sobre este tema. Te felicito, creo que serias una gran guionista de cine.

08/11/2018 20:27:15

Irais

Totalmente aplica la frase "tallas hay muchas"

08/11/2018 16:47:06

Gina

Wow, wow, wow! Añadiría el privilegio de portar y compartir con tanto orgullo una historia donde lo que vale es la humanidad y lo que aportamos a partir de ella. Muchas gracias por compartirte, a través de tu historia tan generosamente ❤️❤️❤️

08/11/2018 15:44:57

Sofia

Me emociona leerte. Te quiero.

07/11/2018 21:22:26

Karen

Me inclino por la misma que tu! Sin duda alguna!!! Te admiro y te quiero!!

07/11/2018 19:46:03

Sonia

Tamar querida!!! Gracias por compartir esto tan liberador! Y que much@s entiendan con tu ejemplo lo que en realidad la SALUD significa

07/11/2018 15:20:38

Halina

Te felicito y te admiro mucho Tamy

07/11/2018 14:45:53

Milly Cohen

Oleeeeee!!!! Quise llorar, me reí con el reloj y terminé admirándote (as usual)! Pocas como tú tamarindo!!!!!

07/11/2018 11:57:14